Los 7 gestos que cambiarán tu huella ecológica en la Tierra

Los 7 gestos que cambiarán tu huella ecológica en la Tierra

Todos los seres humanos necesitamos de agua, energía o alimentos para sobrevivir, pero consumir estos recursos de manera irracional afecta a nuestro planeta. El uso excesivo del agua, disponer de múltiples aparatos eléctricos, utilizar transportes privados que contaminan, o comprar productos envueltos en capas y capas de plástico; provoca una reducción de la superficie verde del planeta y afecta a la calidad de los mares. Este impacto de nuestro estilo de vida en el planeta es lo que llamamos “huella ecológica”.

¿Quieres calcular tu huella ecológica?

Ser consciente de cómo impacta nuestra vida en el medioambiente es necesario para asumir nuestra responsabilidad e iniciar un cambio en nuestro estilo de vida. Si quieres conocer cual es tu huella puedes hacerlo a través de la plataforma www.tuhuellaecologica.org donde rellenando un formulario con la información de tus hábitos de consumo, podrás conocer cual es tu impacto en la tierra. Seguramente después de hacerlo, pienses que estaría bien empezar a trabajar para reducirla.

Minimiza tu huella en 7 sencillos gestos

Hay muchas maneras de reducir nuestra huella medioambiental, aquí te compartimos algunos hábitos de consumo responsable que hemos seleccionado. ¡Toma nota y colabora activamente en la protección del planeta!

 1- Vístete con productos que respeten el planeta y al ser humano.

La producción de una camiseta de algodón convencional supone el consumo de 2.900 litros de agua y la emisión de 3,87 kg de CO2. Adquiriendo camisetas de algodón orgánico reduces en un 23% la emisión de CO2 y estarás protegiendo la superficie de la tierra y el agua de la exposición a sustancias tóxicas, además de colaborar en la mejora de las condiciones de salud y trabajo de los productores. Y si cómo nuestras camisetas de Only One Earth Project poseen la certificación de Carbon Trust Product Footprint estarás participando de la reducción del 90% de la huella de carbono y la fabricación en instalaciones donde se utiliza energía eólica y solar.

 2- Muévete en bici o caminando.

Si todos los habitantes de Europa realizáramos los desplazamientos cortos del día a día en bicicleta (2km al día aproximadamente) podríamos reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en más del 25%. Y lo mejor es que sabemos que es posible, Dinamarca ya lo hace.

3- Si no hace falta ¡no lo imprimas!

Al año 47 millones de hectáreas son deforestadas para satisfacer la demanda de papel a nivel mundial con fines comerciales. Aproximadamente esta superficie supondrían 2,8 millones de campos de fútbol. Si toda la correspondencia transaccional de facturas, recibos o extractos, se comunicara vía e-mail en España, salvaríamos 1.000.000 árboles de la tala. Y más zonas verdes, significa mayor absorción de gases contaminantes, mayor captura de CO2, de material particulado y más producción de oxígeno

4- Come productos de temporada y menos carne, por favor.

Consumir productos de temporada y de proximidad reduce el uso de productos químicos para su conservación y la emisión de gases durante su transporte, pero el caso más grave de químicos lo encontramos en la carne. Desde el nacimiento del animal hasta que su carne llega a la tienda, es sometido a un cóctel químico que afecta a un 70% de la carne procesada, así que casi de manera inevitable nosotros acabamos consumiendo esos químicos al ingerirla.

Además la proliferación del ganado para satisfacer nuestras necesidades, va acompañado de la emisión de enormes cantidades de gases contaminantes como el metano y el amoniaco. Lamentablemente el 70% del amoniaco del planeta proviene de las vacas.

5- No más plástico en tu vida.

Uno de los grandes males de nuestros océanos son la cantidad de plásticos que flotan a la deriva dañando nuestro ecosistema de manera permanente. Cada 2,59Km cuadrados de océano hay 46.000 piezas de plástico flotando. Envases de plástico que tardarán más de 400 años en descomponerse. Existen mucho más motivos, pero sólo por proteger nuestros mares y nuestra fauna marina debemos reducir el consumo de plásticos y sustituirlos por otros más respetuosos con el medioambiente. Ir al mercado con una bolsa de tela reutilizable y comprar productos a granel evitará que te lleves a casa un montón de plástico entre tus alimentos.

6- Recicla tu basura, toda tu basura.

La mayoría de personas ya reciclamos. Tenemos en casa nuestros cubos de basura orgánica, papel, cristal y plástico, y gracias a ello evitamos colaborar con las mareas de plástico de nuestros océanos haciendo llegar nuestros residuos a plantas de reciclaje específicas. Pero tenemos muchos más productos en casa que también podemos reciclar. Puedes reciclar pilas o elementos electrónicos llevándolos a puntos de recogida verde. Allí también recogen aceites, poliestireno, muebles o productos tóxicos. La ropa y otros tejidos puedes reusarla como trapos o venderla de segunda mano para alargar su vida útil. Si finalmente hay algo que no sabes como reciclar, consulta tu punto verde más cercano o intenta darle un nuevo uso antes de desecharlo definitivamente.

7 – Ilumina tu casa con bombillas LED o velas.

El uso de bombillas de bajo consumo disminuye en un 75% su consumo e impide que media tonelada de dióxido de carbono llegue a la atmósfera, que es lo que emite una bombilla incandescente durante su vida útil. Pero ahora con la aparición de las bombillas leds aún podemos disminuir mucho más nuestra huella. Aunque su precio es superior que el del resto de bombillas, los leds pueden durar hasta 100 años y no contienen ningún elemento tóxico en su elaboración. Además a penas emiten calor, sólo un 2%, y alcanzan el 100% de su rendimiento desde el mismo momento en que las encendemos, por lo que a la larga por su bajo consumo y su larga vida se convierten en la mejor opción para ti y para el planeta.

 Si todos nos propusiéramos realizar estos pequeños gestos y convertirlos en hábitos de nuestro día a día, el mundo cambiaría. Sí, puede sonar idealista, utópico, pero no lo es. Son cifras reales que entre todos podemos cambiar y tú puedes empezar hoy.

 

 


0 comentarios

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados